Cuando llegue una paloma blanca

morrion casco

No es fácil vivir en la tierra de uno. No es fácil.
Por eso muchas veces tuvo que pelear el toba. Muchas veces, y sólo porque el toba quiere vivir en su tierra.
No es fácil vivir en la tierra de uno cuando alguien se la quiere quitar.
Por eso Metzgoshé había peleado. Durante tres años vinieron soldados y Metzgoshé peleaba mandando a su gente. Levantaba su lanza y atacaba en medio de las balas que no le hacían nada.
Nunca lo alcanzaban las balas.
Nunca podían herirlo.
Y todos los hombres seguían a Metzgoshé que mataba soldados con su lanza, y los soldados huían al ver el caballo y la lanza de Metzgoshé.
Todos los soldados tenían miedo cuando peleaban con Metzgoshé.
Y así vinieron soldados una y otra vez.
Durante tres años vinieron y pelearon con el pueblo toba.
Murieron muchos tobas y muchos caballos y muchos soldados. Pero siempre ganaba Metzgoshé.
Entonces llegaron los barcos.barcosxx
Por el río Bermejo llegaron.
Lo peor fue cuando llegaron los barcos. Desde lejos llegaron, dicen que desde un lugar que se llama Buenos Aires, que quedaba muy lejos. Llegaron llenos de soldados, llenos de armas, llenos de cañones. Armas grandes tenían, muchas y poderosas. Los tobas también tenían sus armas, arcos y flechas y lanzas, pero no alcanzaban para pelear con el fusil y el cañón. Y llegaron muchos hombres. Bajaban de los barcos y bajaban y bajaban, se veía que eran muchos hombres armados. Muy armados.
Entonces fue que hablaron los jefes.
Hablaron Metzgoshé – el jefe toba- y el jefe blanco.
Y el hombre que había bajado de los barcos propuso que se rindieran los tobas. Que se rindieran o morirían todos.
meditandoEl hombre blanco hablaba claro y fuerte. No había dudas en las palabras del hombre blanco. Obedecía órdenes y la iba a cumplir, y las órdenes venían muy de arriba, de donde los caciques del hombre blanco mandaban matar y se lavaban las manos.
Y el hombre de los barcos obedecía. Era claro y fuerte y torpe. Sólo sabía obedecer y no sabía pensar.
Pobre jefe ése al que mandaban a que matase a los tobas. Pobres jefes aquellos que no se ensuciaban las manos y mandaban a otros a matar.
Un hombre valiente parecía el hombre de los barcos. No le tenía miedo a la pelea. Pero para qué sirve esa valentía si peleaba sólo porque lo mandaban los que no se ensuciaban las manos. Lástima de hombre.
Hombres y mujeres y chicos morirían. Nada quedaría de la nación toba.
Era una elección muy dura. No era bueno rendirse y no era bueno que maten a toda la nación toba. Nada era bueno.
Entonces Metzgoshé dijo que hablaría con los otros jefe, que tendría que discutir con sus hombres para saber qué hacer. Que entre ellos decidirían si iban a pelear o pactar un arreglo.
imagestobasY Metzgoshé habló con sus hombres.
Habló con los otros jefes. Habló con sus hijos, que también eran jefes.
-Pelearemos -dijeron los tobas.
-No será fácil, pero pelearemos. Tal vez nos maten, tal vez los matemos nosotros.
-Si nos rendimos igual nos matarán.
-No hay que creer lo que prometen. Prometen, pero no cumplen.
-Ya nos pasó.
-Nunca cumplieron las promesas.
-¿Cómo viviremos rendidos?
-Pelearemos.
Metzgoshé los dejaba hablar. Escuchaba y pensaba. Sus hombres decían palabras con sentido, pero él sabía que esta vez era inútil, había visto todas las armas que traían los barcos.
Había visto todos los soldados y eran fuerzas muy grandes y la pelea iba a ser muy despareja.
No era una buena pelea.
Escuchaba y pensaba.
No era fácil rendirse. No era fácil.
Entonces habló:
-Rendirnos no -dijo Metzgoshé-, yo digo pactar.
-¿Qué diferencia hay?
-La dignidad. Podremos conservar la dignidad. No tendremos que agachar la cabeza. Mucho perderemos, pero no la dignidad. Y para tener la dignidad hay que estar vivos. La nación toba debe estar viva.
-¿Qué diferencia hay? Nos quitarán las armas, quién sabe qué más nos quitarán después. Quién sabe que harán con nuestras mujeres, con nuestros hijos.
-El jefe blanco quiere una sola cosa: que yo me entregue y llevarme como rehén. Todos los demás quedarán libres.
-Es mucho pedir quitarnos el jefe.
-¿Cuál es la dignidad si entregamos a nuestro jefe?
-Te matarán y después volverán a buscarnos.
-No, el trato es claro. Si me entrego los barcos se irán y nos dejarán en paz. Yogarza estaré prisionero en un lugar que se llama Buenos Aires y algo podré hacer. Y la dignidad es otra cosa, la podemos seguir teniendo dentro de cada uno. Para seguir peleando por nuestra tierra, por este río que es nuestro, por los animales que son nuestros, por los pájaros que nosotros conocemos por su canto.
-Te matarán. ¿Cómo sabremos si estás vivo o muerto? ¿Cómo sabremos lo que tenemos que hacer? ¿Cómo sabremos si nos traicionaron?
-Muy lejos estaremos. Y sin un jefe.
-Jefe tendrán. Cuando uno se va otro ocupa su lugar. Y aquí habrá otro que sabrá qué hacer. A mí tal vez me maten, pero tal vez no. Pero siempre habrá otro jefe. La cuestión es resistir, y para resistir hay que estar vivos.
-¿Cómo sabremos si estás vivo o muerto?
-Ustedes sabrán -dijo Metzgoshé-. Yo me encargaré de que lo sepan, porque estaré al lado de ustedes. Y lo sabrán así: si ven pasar una garza blanca quiere decir que estoy vivo, que sigo prisionero pero que estoy vivo, esperando volver alguna vez. Pero si un día -miren el techo de este rancho-, si un día ven que allí se posa una paloma blanca, eso quiere decir que me mataron y que nunca podrá volver. Pero mientras no llegue…
Metzgoshé, el gran jefe toba, se entregó. Los soldados blancos lo envolvieron enpaloma un cuero de buey y lo ataron con una cadena a un barco y lo arrastraron por el río.
Así lo llevaron, arrastrando, envuelto en un cuero de buey. Arrastrando por el Bermejo.
Muchos soles y muchas lunas pasaron desde entonces.
Las garzas pasaron muchas veces.
Todavía no llegó la paloma blanca.

Gustavo Roldán
(ver Pizarra Noticias)

volver a la portada
SELLOZZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s