Historia de animales

images (2)

El padre estaba viejo y sus hijos viajaron para traerle presentes y ganar sus favores, tomando ventaja en la división de la magra herencia.
Uno  buscó y trajo oro.
Otro llevó sus ahorros y trajo vinos y manjares.
El tercero demoró meses y trajo un ternero.
-Qué grosería, le comentaron los hermanos para que el padre oyese. ¿Y por qué demoraste tanto?
-Por causa del animal -explicó él- volví despacio para no cansar al ternero.
-¿Ternero? -rieron los hermanos- ¡Parece un cabrito!
Fue entonces que pasaron tres viajeros que el padre convidó a comer.
El padre estaba alegre con tantos presentes y los hijos también estaban alegres; bebieron más y más vino.
Antes de que acabasen el vino y los manjares, el tercer hijo se fue a cuidar el ternero.
Amaneciendo, se levantó para atender de nuevo al animal y vio a los viajeros que partían.
El padre y los hermanos se dieron cuenta muy tarde de la falta del oro, sólo entonces el primer hijo recordó: ya había visto a aquellos hombres cerca de la mina de oro.
Pero con el tiempo, se olvidaron del oro y de los ladrones.
El novillo se hizo toro y el padre tenía una vieja vaca que solamente había dado crías menudas, pero que con aquel toro, parió muchos terneros gordos y gemelos.
campesino-animalUn día, el tercer hijo ofreció al padre una comida con manjares del pequeño rebaño: leche, crema, queso, carne, charque, lengua.
El padre se asombró. ¿Cómo había aprendido su hijo a hacer todo aquello?
-Los animales -dijo el hijo_ me enseñaron paciencia, y con paciencia pude aprender.
Ahora la familia prosperaba. El estiércol engendró huertas. Los hermanos construyeron un establo para los animales y ordeñaban, sembraban pasto, no tenían ya tiempo para pensar en la herencia.
El padre por entonces estaba demasiado viejo y cuando sintió que su hora llegaba, empezó por llamar al tercer hijo.
-Tú me diste el mejor presente y serás el jefe de familia. Cuidarás de tus hermanos, serás padre y hermano y compañero.
El hijo se angustió.
-¿Podré ser tanto, padre?
-Serás, porque eres criador de animales -aseguró el padre con un hilo de voz, y mandó llamar a los otros hijos.
-Ayúdense -dijo- para cuidar bien de los animales y tener el oro de la manteca y muchos manjares más.
Y suspirando por última vez, el padre dijo:
-Aprendan a ser gente como los animales.porton

Dominic Pellegrini
(ver Pizarra Noticias)

volver a la portada
SELLOZZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s