Fábula

El león viejo y la zorra

COMPOSICION

Ya no tenía el león las fuerzas de antes ni sus garras eran tan poderosas para atrapar a los animalitos del bosque y comérselos como hacía en otros tiempos. Entonces pensó que faltándole el vigor, debía emplear la astucia. Pensado y hecho puso en práctica su plan.
Se tendió el señor león delante de la entrada de su caverna y allí estuvo quietecito, fingiéndose enfermo. Los animales que pasaban se compadecían de él y se le acercaban para atenderlo. Ese era el momento que aprovechaba el león para atraparlos, llevarlos al interior de la cueva y comérselos sin ceremonias.
Pasó un día la zorra y desde lejos le preguntó cómo estaba, contestando a esto el león que muy enfermo y a punto de morir.
-¿Por qué no entras y te quedas un rato a hacerme compañía? – la invitó con voz doliente.
-Pues porque veo las huellas de los que entran a tu casa, pero no las de los que salen -respondió rápida la zorra.

Es conveniente descubrir el peligro a la menor señal y evitarlo con prudencia y decisión.

Esopo
(ver Pizarra Noticias)

volver a la portada

SELLOZZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s