La sirena Sovia

sirenas-e-hija

Hay personas que no creen en la sirenas, pero yo sí, porque lo soy. Mi nombre es Sovia. Las sirenas tenemos medio cuerpo de pez y medio de mujer; nuestro hogar es el mar, aunque ahora yo no estoy allí. Antes vivía en el océano con mi hermana, otra sirena. Nos gustaba nadar juntas en los mares del Norte, que son fríos pero muy hermosos. Hace mucho tiempo, como éramos bastante curiosas, nos alejamos de nuestra familia y nos fuimos a navegar por las aguas de un mar que se llama Báltico. Mi hermana, que se había sentado en una roca cerca de la playa, conoció a un pescador que se enamoró de ella, porque las sirenas somos muy hermosas, y se quedó a vivir con él; pero yo decidí seguir viaje. Encontré la desembocadura de un río llamado Vístula, y me interné en sus aguas. Remontándolo, llegué hasta una aldea de pescadores.
Yo era un poco traviesa y me divertía mucho espantodo peces y enredando sus redes. Ellos, enojados, querian capturarme, pero cada vez que se acercaban, mi melodiosa voz los encantaba, se enamoraban y olvidaban atraparme.
Sin embargo un día, un mercader, que sabía esta historia, decidió taparse los oídos para no ser hipnotizado por mis canciones. Así pudo capturarme y me encerró en una jaula. Después comenzó a recorrer la comarca mostrándome a los pobladores, que se acercaban curiosos a verme… y a comprar sus telas. El ganaba mucho dinero, pero yo estaba muy triste. Es feo estar encerrada en una jaula. Yaimages (1) no podía cantar y lloraba todo el día.
Una mañana, un muchacho escuchó mis lamentos y se acercó.
Mi nombre es Var y soy pescador. Me da mucha pena tu llanto -dijo dulcemente-. Si quieres, con la ayuda de mis amigos puedo liberarte…
Fue un día muy feliz para mí aquel en que gracias a Var y sus compañeros volví a ser libre. En agradecimiento, me quedé a vivir con ellos y desde entonces los ayudo en sus labores.
Var y yo nos hemos unido, y el lugar ahora lleva el nombre de Varsovia. Desde entonces vivo acá, portando un escudo y una espada para defender la ciudad, aunque en verdad no se necesita. Ahora canto hermosas melodias y deleito a los pescadores y los visitantes que llegan a la ciudad.images (2)

Leyenda polaca

volver a la portada

SELLOZZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s